Ejercicios prohibidos para embarazadas

| |

Hacer ejercicio durante el embarazo es una medida importante para garantizar la salud de la madre y el bebé. Sin embargo, algunas actividades pueden presentar un riesgo y deben ser dejadas de lado durante el período de embarazo. Pero, después de todo, ¿qué es lo que una mujer embarazada no puede hacer cuando se trata de la actividad física?

Ejercicios prohibidos para embarazadas
Ejercicios prohibidos para embarazadas

Ejercicios peligrosos para las mujeres embarazadas

Juegos con la pelota

Es esencial vetar los ejercicios que pueden causar lesiones en el estómago, tales como deportes de pelota, como por ejemplo, el baloncesto, fútbol y voleibol.

Luchas

Se recomiendan no realizar prácticas prohibidas, tales como la lucha, deportes extremos, o cualquier actividad que tenga mucho impacto.

Correr

Correr también está prohibido para las mujeres embarazadas, ya que también causa mucho impacto, además al realizar esta actividad física se corre el riesgo de caerse.

¿Se puede hacer musculación?

Por otra parte, es permitido hacer musculación. Una mujer puede trabajar bíceps, piernas y glúteos. La gestante no está en riesgo, ya que no requieren de mucho peso, además la actividad física en este aspecto puede ayudar a mantener los músculos trabajando bien. Para estos casos se recomienda el uso de la bicicleta, especialmente en el embarazo temprano. Sin embargo, en el tercero trimestre el vientre se hace más grande, más hinchado y se vuelve más difícil el practicar el ejercicio.

Las mujeres sedentarias: ¡Atención!

Para las mujeres que eran sedentarias antes del embarazo, se recomienda buscar un especialista que indique los ejercicios adecuados y un profesional de área para supervisar la práctica. Además, lo ideal es apostar por actividades más leves, ya que en esta etapa la mujer se cansará más, porque tiene un condicionamiento diferente.

Se recomiendan actividades como caminar (sobre todo al principio, debido a que el vientre es pequeño), aeróbic acuático, yoga, relajación muscular, estiramiento, natación y otros ejercicios que no tienen mucho impacto.

¿Las mujeres activas deben tener cuidado?

Las mujeres que ya se ejercitaban antes del embarazo solo necesitan reducir la carga de las actividades. Así que si eres una de ellas puedes seguir haciendo ejercicios, pero con menos intensidad para asegurar el buen estado del embarazo.

Es importante ejercitarse por el bienestar y no para competir con el feto. Al realizar ejercicios muy intensos la sangre no puede llegar a la placenta como debe ser, ya que debe ir a otras partes del cuerpo. Crónicamente eso puede cambiar el crecimiento del bebé

Previous

Alimentos que causan alergia en el embarazo

Madre sobreprotectora, como evitarlo.

Next

Deja un comentario