El embarazo y parto en el antiguo Egipto

| |

Hoy el saber si una mujer está embarazada o no se consigue gracias a un test de embarazo y la gestación es controlable por medio de ecografías, sin embargo en la antigua cultura egipcia no existían estas facilidades. Los egipcios de aquella época tenían curiosas maneras de tratar asuntos relacionados al embarazo y parto. Los egipcios para saber si una mujer estaba embarazada llenaban dos bolsas de tela, una con cebada y la otra con trigo, si de primero germinaba la cebada nacería un niño y si por el contrario germinaba el trigo se trataría de una niña. Las egipcias también daban a luz en cobertizos hechos de ramas, estos estaban situados en el jardín o en el tejado de las casas, donde permanecián las dos semanas siguientes al parto.

egipto-embarazo

Se utilizaba también lo que se conocía como un taburete de nacimiento, que no es más que un asiento con un agujero, en donde las mujeres se sentaban para dar a luz, también parían agachadas y asistidas por una comadrona, quién invocaba a los dioses y colocaba en la tripa de la embarazada, compresas de cañas para acelerar el parto. Para mitigar los dolores del parto bebían cerveza y la placenta era enterrada en la casa o arrojada al río Nilo. Hoy en día nos parece raro la placentofagia, que no es más que comerse la placenta, en aquel tiempo las egipcias no se la comían pero mordían su propia placenta. Relacionado con el tema de la germinación, en 1960 un laboratrio descubrió que el 70% de la orina de las mujeres embarazadas germina, por lo tanto si es una prueba de embarazo aceptable, pero con un grado de fiabilidad un poco bajo.

Previous

27 semanas de embarazo

28 semanas de embarazo

Next

Deja un comentario